Atención quiropráctica para costillas dislocadas

Costillas dislocadas, ejercicios quiroprácticos para el síndrome de costilla resbaladiza, dolor de costilla de Ehlers Danlos, costilla resbaladiza por quiropráctico, síntomas de costilla separada, ¿pueden las costillas salirse de su lugar?, tratamiento de costilla dislocada en casa, cómo arreglar la subluxación de costilla, costilla separada, qué es una costilla separada, El síndrome de la duodécima costilla es una subluxación de costilla real, autotratamiento de costilla dislocada, costilla reventada durante un abrazo, dislocación de una costilla, costillas que se salen de su lugar.

Las costillas juegan un papel importante en la función del cuerpo humano. Hay 12 costillas a cada lado del cuerpo y están unidas a la columna vertebral y al esternón. Las costillas pueden dislocarse o subluxarse ​​por una variedad de razones, lo que puede causar dolor y otros síntomas. En esta publicación de blog, discutiremos cómo atención quiropráctica puede ayudar con las costillas dislocadas, el síndrome de las costillas deslizantes y otras afecciones que involucran las costillas.

Anatomía de la caja torácica

La caja torácica está formada por 12 pares de costillas. Los primeros siete pares están unidos al esternón, mientras que los últimos cinco pares son costillas flotantes o costillas falsas. Las costillas protegen los pulmones y otros órganos en la cavidad torácica.

Las costillas están conectadas a la columna a través de articulaciones denominadas articulaciones facetarias. Estas articulaciones permiten una pequeña cantidad de movimiento entre las costillas y la columna vertebral.

Los ligamentos y los músculos también unen las costillas a la columna vertebral. Los ligamentos ayudan a mantener las costillas en su lugar, mientras que los músculos permiten el movimiento de la caja torácica durante la respiración y otras actividades.

¿Qué causa la dislocación o subluxación de las costillas?

Hay varias cosas que pueden causar que una costilla se disloque o se subluxe. Una costilla dislocada es cuando la articulación que conecta la costilla con la columna vertebral está dislocada. Una costilla subluxada es cuando la articulación no está completamente dislocada, pero no está en la alineación adecuada.

En la mayoría de los casos, una costilla dislocada o subluxada es causada por una lesión, como una caída o accidente de automóvil.

Las costillas están conectadas a la columna vertebral en varios puntos. También están unidos al esternón, que es el esternón. Las costillas protegen los órganos del pecho, como el corazón y los pulmones. Cuando una costilla se desprende o se subluxa, puede causar dolor que puede aliviarse con un dolor en el pecho y dificultad para respirar. También puede provocar otros problemas, como el síndrome de la costilla deslizante.

¿Qué es el síndrome de la costilla deslizante?

El síndrome de la costilla deslizante es una afección en la que las costillas se dislocan o se subluxan y luego vuelven a su lugar. Esto puede causar dolor en el pecho y dificultad para respirar. También puede causar neuralgia intercostal, que es una condición que causa dolor en los nervios entre las costillas.

El síndrome de la costilla deslizante puede crear dolor en el pecho que se agrava al toser y estornudar. En el sitio de la subluxación, el área afectada será un área de inflamación sensible a la palpación.

Se cree que el síndrome de la costilla deslizante es causado por una dislocación o subluxación de las costillas del cartílago entre las costillas y la columna vertebral. Esto puede suceder por una variedad de razones, que incluyen traumatismos, lesiones por embarazo y movimientos repetitivos.

Causas de las costillas dislocadas

Hay varias razones por las que una costilla puede dislocarse o subluxarse. Éstos incluyen:

– Trauma: Una caída, accidente de automóvil, u otro tipo de impacto puede hacer que las costillas se disloquen.

– Uso excesivo: la tensión repetida en las costillas, como la tos o el levantamiento de objetos pesados, puede provocar una dislocación.

– Trastornos del tejido conectivo: Condiciones como El síndrome de Ehlers-Danlos y síndrome de Marfan puede hacer que los tejidos conectivos que mantienen las costillas en su lugar sean más débiles de lo normal. Esto puede hacer que la dislocación sea más probable.

Síntomas de las costillas dislocadas

El síntoma más común de las costillas dislocadas es dolor y malestar. Esto puede ser agudo y severo, dificultando la respiración o el movimiento de la caja torácica. Otros síntomas pueden incluir:

– Sensibilidad: el área alrededor de la costilla dislocada puede estar sensible al tacto.

– Hinchazón: Puede haber una hinchazón visible en el área donde se ha dislocado la costilla.

– Dificultad para respirar: El dolor puede dificultar la respiración profunda.

Espasmo muscular: Los músculos alrededor de la costilla dislocada pueden sufrir espasmos en un intento de proteger el área.

Cómo puede ayudar la quiropráctica

La atención quiropráctica puede ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas. de una costilla subluxada. Los quiroprácticos utilizan una variedad de técnicas, incluida la manipulación suave de las costillas y la columna vertebral, para realinear la costilla dislocada. Esto puede proporcionar alivio del dolor y otros síntomas.

La atención quiropráctica también puede ser útil para afecciones relacionadas con las costillas dislocadas, como el síndrome de deslizamiento de las costillas y la neuralgia intercostal. El síndrome de las costillas deslizantes es una afección en la que las costillas se salen de su lugar y luego vuelven a colocarse en su lugar. Esto puede causar un dolor agudo y punzante que aparece y desaparece. La neuralgia intercostal es una condición que causa dolor a lo largo de los nervios que corren entre las costillas.

Si experimenta dolor u otros síntomas debido a costillas dislocadas, síndrome de costillas deslizantes o neuralgia intercostal, la atención quiropráctica puede ayudarlo. para encontrar un quiropráctico en su área, visite el sitio web de la Asociación Americana de Quiropráctica.

Tratamiento quiropráctico para la inflamación y el dolor de las costillas

Hay muchos tipos diferentes de tratamiento quiropráctico que se puede usar para tratar el dolor en las costillas. El tipo de el tratamiento que se utilice dependerá de la causa del dolor y de la gravedad de los síntomas.

Un tipo común de tratamiento es la manipulación espinal. Esto implica el uso de presión y movimientos suaves para realinear la columna vertebral y las costillas. El médico también puede usar una terapia como ultrasonido o estimulación eléctrica con hielo para reducir el área inflamada y dolorosa.

Ejercicios de subluxación de costillas EDS

Los ejercicios de subluxación de costillas EDS (Síndrome de Ehlers-Danlos) están diseñados para ayudar a las personas con EDS que experimentan subluxaciones de costillas o dislocaciones parciales de la caja torácica. Estos ejercicios están destinados a ayudar a reducir el dolor y la inflamación, mejorar la respiración y prevenir futuras subluxaciones.

Hay varios ejercicios diferentes que se pueden recomendar para la subluxación de costillas por EDS, según la gravedad y la ubicación de la subluxación. Un ejercicio común es el "abrazo de costillas", que implica envolver los brazos alrededor de la caja torácica y apretar suavemente para ayudar a estabilizar las costillas. Otro ejercicio es el "giro en sentido horario/antihorario", que consiste en torcer la parte superior del cuerpo en un movimiento circular para ayudar a realinear la caja torácica.

Otros ejercicios pueden incluir ejercicios de respiración profunda, que pueden ayudar a mejorar la función pulmonar y reducir la inflamación en el pecho, así como estiramientos para ayudar a mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento en el pecho y la espalda.

Es importante tener en cuenta que los ejercicios de subluxación de costillas EDS solo deben realizarse bajo la supervisión de un profesional de la salud calificado, como un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional. Estos ejercicios deben adaptarse a las necesidades y limitaciones específicas del individuo, y deben realizarse de manera segura y controlada para evitar más lesiones o el agravamiento de los síntomas existentes.

En general, los ejercicios de subluxación de costillas con SED pueden ser una forma eficaz de controlar los síntomas de la subluxación de costillas y mejorar la calidad de vida general de las personas con SED. Al trabajar con un profesional de la salud y seguir un programa de ejercicios estructurado, las personas pueden aprender cómo realizar estos ejercicios correctamente e incorporarlos a su rutina diaria.

Costillas Falsas o Flotantes, ¿Qué Son?

El último par de costillas se llama costillas flotantes porque no están unidas al esternón. Estas costillas también se llaman costillas falsas porque no brindan tanta protección como las otras costillas.

¿Cómo puede un quiropráctico ayudar a aliviar el dolor de un paciente con neuralgia intercostal y síndrome de la costilla deslizante?

La atención quiropráctica puede ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas de las costillas dislocadas. Los quiroprácticos utilizan una variedad de técnicas, incluida la manipulación suave de las costillas y la columna, para realinear la costilla dislocada. Esto puede proporcionar alivio del dolor y otros síntomas.

La atención quiropráctica también puede ser útil para afecciones relacionadas con las costillas dislocadas, como el síndrome de deslizamiento de las costillas y la neuralgia intercostal. El síndrome de las costillas deslizantes es una afección en la que las costillas se salen de su lugar y luego vuelven a colocarse en su lugar. Esto puede causar un dolor agudo y punzante que aparece y desaparece. La neuralgia intercostal es una condición que causa dolor a lo largo de los nervios que corren entre las costillas.

Si experimenta dolor u otros síntomas debido a costillas dislocadas, síndrome de costillas deslizantes o neuralgia intercostal, la atención quiropráctica puede ayudarlo. Para encontrar un quiropráctico en su área, visite el sitio web de la Asociación Americana de Quiropráctica.

Conclusión

Las costillas dislocadas pueden ser dolorosas y dificultar el movimiento o la respiración. El cuidado quiropráctico puede ayudar a aliviar la dolor y otros síntomas manipulando suavemente la costilla dislocada hacia atrás en su lugar. Si experimenta dolor debido a las costillas dislocadas o afecciones relacionadas con las costillas dislocadas, como el síndrome de la costilla deslizante o la neuralgia intercostal, la atención quiropráctica puede ayudarlo.

Llamar Clínica Tebby de Quiropráctica y Medicina Deportiva al 704-541-7111 para programar una cita. Estamos ubicados en 8415 Pineville Matthews Road, Charlotte NC 28226.

costilla desplazada
síntomas de costilla desplazada
costillas desplazadas
¿Qué es una costilla desplazada?

¡Llama ahora!